¿De qué murió la impresora?

De la impresión.


Murió la impresora en su ley, después de años de servicio pasó a mejor vida y fueron decenas los toners que pasaron por ella, porque al menos era moderna y no usaba cartuchos. Y acabó su vida útil, pero fue fiel al menos hasta el día en que dejó de funcionar la impresora.

No tenía marca porque la compré usada y se le había borrado, nunca supe si era una HP, Canon o Epson, tampoco me interesaba, lo importante era que imprimiera, en blanco y negro pero nunca a color. Así es la vida de las impresoras.

Al principio pensé que era el sistema operativo o los drivers, pero al verla ahí yaciendo sin su luz verde encendida supe de su inevitable destino.


Deja un comentario

Su correo electrónico no será publicado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Trackbacks